Citywire - Para inversores profesionales

Suscríbase de manera gratuita para recibir nuestras últimas noticias con análisis y comentarios de nuestros equipos. La suscripción tan solo le llevará un minuto.

María Jesús Soto: "La situación complicada ya había comenzado días antes"

María Jesús Soto: "La situación complicada ya había comenzado días antes"

María Jesús Soto

Banquera privada  - Andbank

El lunes 15 de septiembre de 2008 estábamos trabajando en nuestra oficina de la Avda. Independencia, 14, en León, como agentes financieros de Inversis por aquel entonces. Años más tarde la compra de Andbank a Inversis, nos situaría en nuestra posición actual. Aquel día estábamos intentando entender qué estaba pasando en el mundo, cuales serían las implicaciones y buscando argumentos para explicárselo a los clientes. La situación complicada ya había comenzado días antes, por lo que desde el punto de vista psicológico, como profesionales, ya estábamos en “modo calma”, ante tanta preocupación y confusión. 

Dado que no teníamos con los clientes productos estructurados, ni preferentes, sino que las carteras estaban compuestas mayoritariamente por fondos de inversión, la situación era complicada, pero no dramática. Los inversores aceptaban muy bien las explicaciones que les ayudaban a mantener la calma y el grueso de sus posiciones sin cambios drásticos. También nos ayudó mucho la labor de educación financiera que llevábamos haciendo desde hacía años con nuestros clientes. Su capacidad de entender que sus patrimonios estaban protegidos, a pesar de la virulencia con la que caían los valores liquidativos de los fondos, nos ayudó enormemente a evitar que tomasen decisiones erróneas para sus patrimonios. 

También nos ayudó mucho la confianza que tenían en nosotros, ante la transparencia e información constante que siempre tenemos con ellos. La presencia constante en medios de comunicación, así como las conferencias y seminarios que hacemos habitualmente, ayudan a mantener un prestigio en el mercado, que ayudó mucho en aquella época. El salir airosos de aquella etapa tan difícil, dando la cara ante los clientes, manteniendo la calma y protegiendo sus patrimonios, en los siguientes años se convertiría en una palanca de crecimiento exponencial del negocio. Por tanto y en conclusión, podríamos decir que estábamos muy bien posicionados para soportar la crisis y salir muy fortalecidos de la misma.